La educación holística: Respuesta a adversidades sociales y ambientales

Terremotos, huracanes, epidemias y adversidades por las cuales niños y jóvenes puertorriqueños han atravesado la mayor parte de su experiencia académica.  Cada una de estas situaciones fuera de nuestro control, han tenido un impacto en el sistema educativo actual, el cual se encuentra en estado de deterioro innegable. Se han cerrado 673 planteles escolares en un periodo de 11 años, en otras palabras, un 44% de las escuelas en Puerto Rico (CRH, 2020). No tan solo esto ha deteriorado la educación en las escuelas públicas, sino también el desempeño de los estudiantes y ha promovido la deserción escolar. Un estudio realizado en la Universidad de Puerto Rico comprobó que 33,370 estudiantes abandonaron sus clases en las escuelas públicas entre los años académicos 2015 al 2021 (Caraballo, 2021). Factores socioemocionales, ambientales, socioeconómicos, de pobreza entre otros han sido causantes de la deserción escolar en Puerto Rico. Los múltiples traumas que han vivido los puertorriqueños afectan la salud mental y el aprovechamiento académico. Es por esto que nos cuestionamos si la calidad de las escuelas actuales es suficiente como para ayudar a los estudiantes a que se desarrollen en aspectos profesionales, sociales y personales (Lugo, 2021). 

Por otro lado, un concepto poco reconocido en las instituciones educativas es “la educación holística” donde Singh (1996), refiere que comprende el cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu; es una educación basada en conceptos de totalidad, integridad y unidad. Una educación que brinde herramientas para fomentar el bienestar, el autoconocimiento, que permita utilizar el aprendizaje como herramienta para la  vida cotidiana, sería de gran utilidad  para jóvenes en constante desequilibrio. 

La educación en Puerto Rico luego del paso de los huracanes Maria(2017) y Fiona(2022) son un ejemplo de factores que pudieron haber causado un desequilibrio en Puerto Rico. Muchos estudiantes se vieron en la obligación de cambiar de escuelas, de comunidad o hasta emigrar del país en busca de una mejor calidad de vida (Caraballo, 2021). Desde un punto de vista más amplio, los desastres naturales sí son un fenómeno que afecta a la comunidad, sin embargo, el mayor desastre se refleja en los daños dentro de la  sociedad en este caso el ímpetu, las ganas y la iniciativa de aprender de niños y jóvenes. Otro ejemplo, es el de la pandemia del Covid-19 y sus repercusiones en el sistema educativo actual, entre ellas: interrupción del aprendizaje, aumento de la inequidad en el aprendizaje como el acceso a los recursos, reducción del apego a la escuela, deterioro de la salud mental de los estudiantes,  aumento en la vulnerabilidad de los estudiantes, entre otros (GBM, 2020.) Entonces si se observa cómo durante y después de la pandemia disminuyó la promoción del potencial académico de los estudiantes por la incertidumbre que esta trajo consigo, es de suma importancia como colectivo que se brinden nuevas herramientas para contrarrestar la pérdida de recursos pedagógicos. Promover que las escuelas sean un espacio seguro luego de tanto caos en la sociedad es imprescindible, por esto la educación holística es esencial,  ya que,  ayudaría a fortalecer los nuevos procesos educativos, la identidad, y animar a los estudiantes lo cual es de suma necesidad luego de sobrevivir el peso de adversidades (López Arrillaga, 2018). 

Suponga que es maestro en un salón de clases luego del paso del huracán María, como profesionales en el área de la educación, se desea buscar una manera de estimular el aprendizaje tomando en cuenta la situación actual del país. Se conoce que el cerebro humano no puede aprender si se encuentra en modo supervivencia y con altos niveles de estrés, en este estado, el niño no va absorber mucha información luego de haber pasado por leves traumas ambientales y sociales. Su reacción fisiológica hacia estresores se interpone en el camino del aprendizaje ya que:

“Con mucho estrés, los niños se distraen más con las características superficiales del entorno, les resultará más difícil participar en la planificación y el control voluntario de su atención, y es más probable que se involucren en comportamientos habituales debido a la reducción de la eficiencia de las funciones ejecutivas, como el control inhibitorio» (Whiting, 2021).

La reflexión y el entendimiento son fundamentales para que haya un aprendizaje efectivo y completo. Se necesita empezar por  regular el sistema nervioso de los estudiantes al brindarles un espacio seguro, prestarle atención a sus necesidades y ser una red de apoyo dentro del salón de clase para que puedan comunicar sus emociones sin ser juzgados. Una mente luego de pasar por situaciones adversas no se encuentra en su máxima capacidad de atención. Es por esto que una práctica que se debería comenzar a llevar a cabo en las escuelas en Puerto Rico es el “mindfulness” o atención plena porque prestar atención y brindar atención plena es prerrequisito del aprendizaje, del logro, y relaciones (Etty, 2021). Un estudio llevado a cabo en Melbourne, Australia menciona y nos da ejemplos de cómo educar utilizando esta práctica por ejemplo:

  1. Entender la fisiología: de esta manera el estudiante puede reconocer sus niveles de estrés, aprender a escuchar su cuerpo y conocer de qué manera puede autorregularse.
  2. Moviendo el cuerpo: estudios nos comprueban que al hacer ejercicio liberamos hormonas de felicidad como la serotonina, dopamina y endorfinas. 
  3. Aprendiendo literatura y narración de historias: los cuentos, poemas y todo tipo de libros proporcionan un estimulante punto de partida para explorar diversos temas: elecciones conscientes, bondad, creencias, ética, imaginación, valores, etc. (Etty, 2021). 
  4. Escuchando música:  La música ayuda al individuo a conectar con sus emociones, con sus procesos cognitivos y su movimientos motor. 

Sin duda alguna, implementar prácticas como hablarle a los estudiantes sobre sus reacciones fisiológicas, llevar a cabo actividades divertidas en conjunto con movimientos corporales, aprender literatura de una manera más placentera, y escuchar música durante el periodo escolar puede brindar un espacio de calma para los estudiantes lo cual mejora su estado emocional y regula su sistema nervioso para facilitar el aprendizaje. Mantener a los estudiantes sanos y en un ambiente seguro también los mantiene en la escuela y esto es fundamental para la educación actual en Puerto Rico. Si la educación en el país no se ajusta a las necesidad de los estudiantes y a fomentar el bienestar integral de los mismos, la tasa de deserción escolar puede seguir aumentando tras el paso de adversidades y fenómenos catastróficos. No se pueden controlar las catástrofes sociales ni ambientales en el país pero si como sociedad, se puede mejorar la educación y buscar nuevas maneras de sobrellevar amenamente el proceso. 

Foto por Natalia M. Colón Figueroa

Referencias

Alessandra , P. (2021, December 11). Crisis consecutivas hacen que miles abandonen la escuela en Puerto Rico. Es Mental. Retrieved December 11, 2021, from https://www.esmental.com/crisis-consecutivas-hacen-que-miles-abandonen-la-escuela-en-puerto-rico/

Caraballo, J., Dr. (2021, October 11). Estudio revela notable aumento en deserción escolar en Puerto Rico tras emergencias. CB en Español. Retrieved October 11, 2021, from https://cb.pr/estudio-revela-notable-aumento-en-desercion-escolar-en-puerto-rico-tras-emergencias/?cn-reloaded=1

Etty-Leal, J. (2021). Making mindfulness matter to children: Holistic, heartful, and creative mindful education. The Humanistic Psychologist, 49(1), 190–201. https://doi.org/10.1037/hum0000184

Leal, J. E. (2021). Making Mindfulness Matter to Children: Holistic, Heartful, and Creative Mindful Education. American Psychological Association 2021, Vol. 49, No. 1, 190– 201https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1037/hum0000184

Rogers, H., & Sabarwal, S. (2020). Covid-19: Impacto en la Educación y Respuesta de Politica Pública. Grupo Banco Mundial. Política Pública. Grupo Banco Mundial.  https://thedocs.worldbank.org/en/doc/143771590756983343-0090022020/original/Covid19EducationSummaryesp.pdf

Rubiano, D. E., Moore, E., Topping, E., & Ake, W. (2020). Cierre de escuelas públicas en Puerto Rico Impactos comunitarios y recomendaciones. Centro Para la Reconstrucción del HáBitathttps://ntc-prod-public-pdfs.s3.us-east-2.amazonaws.com/XZjUc0k1f3xq4__zcjGQR3G8_ls.pdf

Whiting, S. B., Wass, S. V., Green, S., & Thomas, M. S. (2021). Stress and Learning in  Pupils: Neuroscience Evidence and its Relevance for Teachers. Wiley Mind, Brain and Education49 (1). https://doi.org/10.1111%2Fmbe.12282

Comparte tu aprecio
Abigail Collazo Díaz
Abigail Collazo Díaz
Artículos: 5

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Únete a la comunidad Mar Educados y sé parte del cambio!

Mantente conectado con nuestras actividades y eventos, y se parte activa de la revolución educativa. ¡Inscríbete ahora en nuestro newsletter y juntos construyamos un futuro más brillante para todos!